Los fabrica de challas Diarios

El año 1982 continuó con esta dualidad de espacios, merced de notables presentaciones de dos elencos universitarios. El primero, de la Universidad Católica, puso en el tablado del Palace el miércoles 8 de septiembre Ánimas de día claro, diferente de Alejandro Sieveking y ambientada en una casa de campo abandonada. Dirigida en su iniciación en 1962 por Víctor Jara, quien Encima había hecho la compendio musical de la obra, traía a Melipilla un equipo compuesto por integrantes de la escuela de teatro de la casa de estudios católica a un precio muy bajo. La crisis 274 apretaba los bolsillos y el país no estaba para gastos, 274 La crisis económica mundial en 1982 afectó duramente a Ají. El Producto Interno Bruto (PIB) disminuyó fuertemente en 1982 respecto del año previo, el desempleo alcanzó a 30% entre 1982 y 1983, se produjo una disminución progresiva de los sueldos, el gobierno intervino los bancos para rescatarlos de una debacle y licitó diversas empresas del Estado. Todo este costo social, como Bancal de esperarse, fue asumido por las familias, fortaleciendo con ello la molestia contra la dictadura (op. cit. Correa et al., p. 293). Las causas de la recesión de los ochenta, a causa de Ffrench- Davis, tuvo su origen en tres shocks externos muy fuertes, facilitados por la extrema tolerancia económica de Chile. El primero tuvo que ver con los flujos de caudal, donde: el uso de ahorro externo, después de medrar a 19% del PIB, cayó a la mitad de esa sigla en 1982 y a la cuarta parte en 1983 ( ) Es claro que el elevado compromiso registrado en 1981 respondió a un burdo error de la política económica interna, la que permitió un endeudamiento evidentemente excesivo (Ffrench-Davis, Ricardo, Entre el neoliberalismo y el crecimiento con equidad. Tres décadas de política económica en Ají, Buenos Aires, Siglo XXI Editores, 2004, pp ). Sin bloqueo, argumenta Ffrench-Davis, que sin o con crisis, el resultado hubiera sido el mismo, pero que la Heredad chilena desde 1977 se venía acomodando, tanto a la estructura de producción como el pago, a nivel de entradas de hacienda insostenible a mediano plazo (op. cit. Ffrench-Davis, p. 175). De este modo, tarde o temprano la Capital chilena hubiera indispensable de un ajuste, y ello se ve reflejado en que no obstante en 1981 se había comenzado a registrar una caída del PIB. El segundo shock extranjero consistió en el incremento a las remesas de intereses,

En este decorado, se llegó a un litigio que el corregidor no pudo resolver, pues la entidad edilicia no contaba con capital para hacerlo. Figuraí, el 6 de julio de 1948 el Teatro Serrano fue embargado por primera vez. Para suerte del concesionario Selman, el asunto se resolvió luego, comprometiéndose el municipio a abonar debidamente por lo que pudo seguir trabajando en el recinto, aunque no por mucho, pero que a fin de ese año concluía la concesión y había que licitar la Agencia del teatro una oportunidad más. Varcellino propuso mejor porcentaje de rentas para el municipio, anticipó $ pesos en cheques de $ pesos mensuales, que serían destinados por el municipio para la confección, de una oportunidad por todas, de la portada del Serrano. A medida que avanzaba el tiempo y Varcellino hacía funcionar de buena forma el teatro, pagando un arriendo de $ pesos mensuales, temía que le cobraran los cheques y pidió a las autoridades no hacerlo. Pero como éstas necesitaban el fortuna y estaban en su derecho de hacerlo, los cobraron. Como resultado, Varcellino huyó del país antiguamente que lo apresaran por entregar cheques sin fondo. Un patrón del espectáculo sin fondos había tomado la concesión del principal circuito melipillano? Campeóní fue, aunque siquiera había mucho donde designar y, desde luego, las autoridades locales habían pecado de ingenuas. A fines de 1949, y buscando no tropezar de nuevo con la misma piedra, se abrieron nuevamente las propuestas de arriendo del teatro, recibiendo cuatro solicitudes. El campeón fue Hugo Stagno del Orto, quien según la prensa Circunscrito estaba animado de los mejores propósitos de dotar el teatro de un buen equipo, un telón flamante, calefacción para el invierno, arreglo de los camarines y se propone también mejorar los espectáculos ofre

40 el rumor llegó al cura del pueblo, Ramón Merino, quien corrió para que Vizcaya cancelara la función. La solicitud fue rechazada de plano por el administrador del Específico quien le dijo que Bancal para mayores. Para tirria del clérigo, la película se exhibió con satisfecho total y el prelado lanzó todos sus dardos, desde la prensa y su púlpito. Merino acusó duramente a Vizcaya de negociar con la inmoralidad al exhibir en el teatro películas contrarias a las buenas costumbres y la ético. Indignado, el administrador respondió en una carta abierta: No negocio con la inmoralidad Sr. Cura, como siquiera negocio con la relijión (...) Por qué no me acusó Ud. de negociar con la relijión, cuando exhibí María Magdalena? Por qué no acusa Ud. a los Papas, que mandaron pintar los frescos admirables de la Capilla Sixtina, que como todo el mundo sabe, son los desnudos más bellos que hay en el mundo? 117. No importaba lo que dijera. El presente y futuro inmediato de Vizcaya se habían nublado. Cruzarse con la autoridad eclesiástica de la ciudad, en un animación donde casi la totalidad de la población era católica y el Estado aún no estaba oficialmente separado de la Iglesia, Cuadro inmolarse. Y aunque se mantuvo un similar de meses proyectando gran pantalla con ídolos de la época como George Walsh, Vizcaya dejó la Agencia. Con este triunfo, Merino había hato la segunda batalla de su guerrilla particular. La primera había sido ser uno de los creadores de El Labrador, que con los primaveras se convertiría en un gran inquisidor, 117 La Patria, 27 de febrero de promotor de los sindicatos blancos 118, las asociaciones católicas ultramontanas, hostigador de la Liga Obrera de Pimiento y muy amigo de los dueños de las haciendas.

22 En ese caldo de cultivo la ópera se hizo costumbre. Las compañíTriunfador se quedaban en Ají durante meses, poliedro que el transporte desde Argentina se hacía a lomo de mula. Copiapó y Valparaíso fueron las primeras ciudades en contar con espacios aptos para la ópera, verdaderos teatros edificados por la opulencia minera en la zona, en el primer caso; y por su condición de ciudad puerto, con ingreso presencia de inmigrantes 66 y una actividad comercial frenética 67, en el caso de la segunda. Santiago fue la tercera en sumarse a esta fiebre operática al inaugurar el Teatro Municipal en 1857 con una capacidad total de personas. Las tres ciudades se habituaron a estos espectáculos que arribaban solamente en temporada de invierno europeo. El resto del tiempo, el Municipal se veía iluminado con recitales líricos y poéticos, veladas bufas, bailes de auxilio, zarzuelas y teatro. Bancal evidente sin embargo en esta época que ayudar un espacio como el Municipal costaba una fortuna, y si aceptablemente la subvención municipal Bancal sólido, las diferentes concesiones debían apañarse mecanismos como la importación de palcos para suplir la merma, afectada aún más por el infeliz incendio de 1870 que dañó casi enteramente el edificio. Aún Ganadorí, desde 1857 a 1900 se estrenaron 63 óperas y se cional de la Cultura y las Artes, 2010, p Valparaíso fue la ciudad chilena que mayor núpuro de extranjeros atrajo cerca de fines del siglo XIX y, de entre ellos, los españoles ocuparon posiciones de avanzada. Navarro, C. & Estrada, B., Migración y redes de poder en América. El caso de los industriales españoles en Valparaíso en Revista Complutense de Historia de América, vol. 31, 2005, p Valparaíso es el puerto principal de Ají, la Nueva York de la costa pacífica de Sudamérica, siendo el mejor punto de negocios en la costa oeste (...) Tiene aproximadamente de 150 mil habitantes, pero su comercio es dos veces mayor que cualquiera ciudad de su tamaño en los Estados Unidos.

Las mantenciones y sanitizaciones de los estanques de agua potable se realizaran de acuerdo a recomendación de empresa competente.

28 Evitar pasar o deslizar muebles sobre la cerámica. Levantarlos o proteger con un paño suave los apoyos de muebles. Es importante considerar si llegase a reponer alguna de las cerámicas, la nueva partida nunca tendrá el mismo color del flamante inclusive si es del mismo código, marca y proveedor. Esto por los áridos de donde provienen las materias primas para su fabricación, temperatura de cocción, etc. Empresa Constructora ISA se hace responsable de las observaciones hechas en las cerámicas al momento de la entrega. A posteriori de este proceso, es responsabilidad del propietario el correcto mantenimiento de ellas y no se acogerán a respaldo piquetes, trizaduras o saltaduras informadas a posteriori de la entrega Precauciones: Sólo se podrá efectuar perforaciones, siempre que se observe las indicaciones señaladas en los ítems relativos a impermeabilizaciones e instalaciones, mediante el uso de brocas de puñal rápido, de preferencia con punta diamantada, por la extrema dureza de las cerámicas, y sin equipos de percusión.

88 mayor. Cecilia 208, por ese entonces la cantante con mayor popularidad de la Nueva Onda chilena, atraía la atención de un circuito colmado en torno a su diminuta figura, su aguda voz y su lozanía avasalladora. Y si bien la música y los artistas anglos como Elvis o los Beatles no estaban al luces de Melipilla, la factoría de ídolos de la Nueva Onda y del cine latino con sus revistas, discos, filmes y singles radiales, admisiblemente podía suplirlos en caravanas musicales que llegaban y lo harían aún más con los años. Como la de Oscar Arriagada y su quinteto, cuya primera incursión melipillana con la figura Wendy y Los Sonámbulos del Ritmo se realizó en dependencias de la factoría de zapatos Soinca Bata, a la sazón, igual de bienestar y buenos sueldos para una ciudad que a partir de su instalación soñaba con una mayor industrialización 209. En 1965 el Serrano se abarrotaría con el Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona. Los ganadores de ese año serían Los Hermanos González, un conjunto que interpretaba boleros y valses peruanos, pero que ni siquiera conservarseían a tallar en un estudio, premio que se daba a los vencedores. Los que se plasmaron en la memoria colectiva y repletaron el perímetro fueron otros hermanos, de patronímico Bustos, campesinos oriundos del fundo El Ajial de Curacaví, que a duras penas llegaban con un concordeón y una guitarra para interpretar inicialmente tonadas chilenas. 208 Al respecto: Peña, Cristóbal, Cecilia. La vida en llamas, Santiago de Ají, Editorial Planeta, Esta diferencia entre quienes trabajaban en Soinca y los que no resultaba un tanto odiosa, sobretodo para aquellos que no laboraban allí. Vencedorí y todo, contribuyó a que hubiera más caudal para diversiones y para la creación de viviendas, haciendo crecer geográfica y numéricamente a la antigua Villa Logroño.

9 Diablada La mayoría de las danzas que sobreviven hasta la Hoy, tienen su origen en la Antigüedad Media europea. Por una parte surgen del teatro popular religioso con misterios, falsas y moralidades, y por otra, del gusto cortesano por los entremeses entre los que figuran, el Ball des diables en pleno siglo XII. De esta modo, la Diablada, sería la reminiscencia de un antiguo utilitario sacramental religioso ibérico, llegado a América con los conquistadores (Alvarado y Cádiz, S/A). En Bolivia: La única narración que se tiene en cuanto a la posible fecha de organización del coreografía espectacular de los diablos, es la festividad de la novena de la Virginal del Socavón (Inmaculado de la Candelaria), considerando 1789 como el año del maravilla y por lo tanto, de iniciación del culto. Parte desde la creencia en el Supay o tío, diablo extraído de la tradición minera boliviana, donde es entendido como: " temperamento del mal que se ocupa de hacer daño a los seres humanos; este temperamento es el poseedor de todas las riquezas del mundo en peculiar de las minas de riqueza, de plata, platino, etc.; tiene poder de convertir un cerro con ricos filones de metales en cuarzo o a la al revés" ( Uribe, 1972). Este coreografía surge en las profundidades de las minas por la adoración y el miedo al supay. A la llegada de los españoles con sus concepciones y con el interés de consumir las creencias populares, tomaron a este personaje cargándolo con su idea del mal, y haciéndolo participe de la lucha permanente entre el correctamente y el mal cristiano; es Ganadorí como se cruzan las fiestas mineras con las fiestas religiosas y los significados se fusionan como podemos apreciarlo en la fiesta de la virgen del socavón en Oruro.

Para profundizar en su Hazañas revísese: Bloch, Avital H., Joan Báez: A Singer and Activist en Bloch, A. & Umansky, L. (eds.), Impossible to hold. Women and Culture in the 1960s, New York, New York University Press, especialmente al de la calle Ortúzar, cuyo gran pantalla es una especie de sala entregada al apego libre, por el poco control que existe al respecto 226. Por cierto, dicha carta no tendría ningún influencia en los términos que el señor reclamaba. El país y el mundo estaban transitando otra etapa. Como Archibaldo Larenas, hijo putativo de Melipilla que posaba su figura frente a el lente del director heleno Costa Gavras, al participar en su filme Estado de Sitio con la proceder estelar de Yves Montand. La informe enorgullecía a la ciudad que veía a este profesor de su escuela industrial en un sitial inusitado para unidad de los suyos. La cinta, que paradójicamente retrataba el clima post-rebelión de estado en Uruguay, no se estrenó en un Melipilla que, para ese tiempo, había recuperado su biblioteca, tenía una semana de la Civilización, veía crecer su trabajo folklórico, acudía a los espectáculos cotidianos de sus dos teatros, y olía la pólvora de los díTriunfador que vendrían. 1973, folklore y fiesta Yo grabé a principios del año 1973 para el sello Tricolor Musical, que grababa en la RCA. Cuadro un disco de 45, de dos canciones gitanas que se mandarían a la RCA a masterizar. Me dijeron el día 30 de septiembre vamos a hacer el dispersión. Y bueno, llegó el 11 de aquel año y se perdió todo. Yo dije no importa que se pierda esta grabación, porque se tomaron en el estudio de la RCA y el máster que se hizo quedó ahí. No le di mucho interés, son dos canciones, después grabamos de nuevo, pero no. Me empezó a ir correctamente, me dediqué de satisfecho y vivía de la música. 226 El Labrador, 6 de Abril de

23 asimismo se fueron poblando de teatros y ciudades como Quillota, Iquique, Curicó, Santo Felipe, Talca, Chillán y Concepción comenzaron a poner sus teatros de pie, replicando experiencias similares a las del Municipal de Santiago. Pero en este supramundo de la pompa operática, existía otro mundo en teatros que nacían en Santiago, donde la zarzuela, las operetas, los espectáculos de variedades se instalaban, atrayendo a un conocido permanente en actos que entendían y que los entretenían, especialmente en dos derivados de la zarzuela: el sainete y el trasto cómico 70. Ese entendimiento, señala Piña, tuvo mucho que ver con que si aceptablemente las zarzuelas estaban influidas por la ópera italiana y la ópera cómica francesa, no tardaron en adaptarse al folklore regional y más en particular al local, siendo protagonizadas por personajes de la calle que hablan el lengua del pueblo 71, llegando así a existir teatros donde sólo se presentaban zarzuelas, como el Edén y el Apolo, en Santiago. En este camino, la música y las artes escénicas ganaron en el país creadores y cultores que incidirían directamente en el incremento de la música hecha en Pimiento, en un teatro Doméstico que estaba naciendo de forma amateur y en el séptimo arte de los primeros abriles, pues estaban forjando una rica experiencia en proceder, escenografía y guiones, especialmente de comedia. Todo esto sucedía en lo alto del decorado, pero los teatros no fueron espacios solamente para la representación en el prosce- 70 De acuerdo a Juan Andrés Piña, el sainete es una cuchitril breve, generalmente de un acto, de tema humorístico y ambiente popular, que antiguamente se presentaba a continuación de una obra seria o como final de la función.

133 suales 288 e incluía desde luego a toda la nave central del teatro, la que fue utilizada para dejar diversos enseres y mercadería que luego se pondrían en las góndolas del negocio. Para un mejor acopio de éstos, el desnivel de la platea fue emparejado y los muros de la construcción fueron perforados. Como cañonazos, se le abrieron amplios orificios para que entrara la luz e iluminara el interior. Bajo esa condición, el Teatro Serrano sólo pudo ser un manchón grisáceo en el horizonte nororiental del centro melipillano, un inerme refrendador de la búsqueda de espacios por parte de sectores de la adolescencia, los que con esfuerzo adquirían guitarras eléctricas, bajos y bateríFigura, pero no tenían lugares para tocar fue también el año en que dejó de funcionar la Camerata de Estudios Musicales, mismo período en que sectores juveniles comenzarían a inquietarse con más fuerza por la desaparición de espacios y talleres estético-culturales, mendigar salas de Preparación, no tener un pequeño apoyo que sí existía, por ejemplo, en otras ciudades del país con instancias como Balmaceda Los noventas fueron los años del abandono y la desidia, todavía de una transición sin rumbo claro, de políticas públicas juveniles precarias o inexistentes. Los sectores juveniles resentirían los tiempos posmodernos y serían parte del no estar ni ahí chileno, paralelo al nevermind anglosajón. Aún serían quienes luego sobrevenirían de la queja a la actividad ciudadana. Lo harían en un cambio de siglo que vio circular por las calles una publicación que duró casi nada dos ediciones, citación El Hablador, 288 El valencia de la Dispositivo de fomento (UF) para septiembre de 1997 era de $13.719, de acuerdo al sitio del Servicio de Impuestos Internos. Acondicionado en: (Revisado en: diciembre de 2011). 289 Durante un tiempo se abrió una Casa de la Pubescencia, ubicada en calle Yécora entre Barros y Fuenzalida, la cual no fue más que un galpón que servía para fiestas y alguna que otra presentación, pero que tendría una breve duración.

El Esmeralda invirtió para contar con características de teatro y mayor comodidad, acogiendo una concurrencia aproximada de 500 personas que entrarían en este sarcófago bruno, para inmovilizar el cuerpo y detener el tiempo en la fascinación de aventuras, dramas y comedias que, por ese entonces, salían a borbotones desde Europa y Estados Unidos. Presentarse al teatro luego se había convertido en un costumbre para la comunidad. Pasado el cinematógrafo como una sorpresa y novedad, y las proyecciones como simples panorámicas de la vida citadina o ejercicios militares, el espectador se veía delante un incesante flujo de cintas en una época donde Hollywood producía en cantidades industriales como nunca lo volvió a hacer 130. La Delegación del teatro entendió esta avidez de entretención y tuvo en cartelera filmes el mismo año de su producción, como El Circo, de Charles Chaplin, estrenada en Melipilla en 1928, en funciones los díVencedor jueves, viernes, sábado, domingo y lunes, en matiné, a las 16 horas; singular o vermouth, a las 18:30 horas; y Indeterminación, a las 21 horas. El impacto de estas películas fue importante, porque introdujeron varios aspectos novedosos para la comunidad: dotaron de ídolos a una juventud que vio en los personajes cowboys de Buffalo Bill, en actores de sombrero y pistola como Tom Mix, Hoot 129 Este detención nivel de producción será cuestionado por Carlos Ossa al desarrollar que dichas obras filmadas en pocas semanas y por realizadores de buena voluntad, salvo unas pocas, no eran más que sketches, de ciertos pasos de comedia, que no hacían alentar esperanza de una producción coherente y más o menos significativa. Al respecto: op. cit. Ossa, p En la época dorada del cinematógrafo mudo, solamente Estados Unidos llegó a producir 800 películas en un año

Para esto se han identificado con un rotulado y esquema en el mismo tablero los circuitos de alumbrado y fuerza y sus respectivos interruptores diferencial y inconsciente. pincha aqui Cada departamento consta de un comprobador monofásico propio desde el cual se le suministra energía eléctrica en forma independiente. Estos medidores están ubicados en el nicho de medidores de cada piso del edificio. Las cajas que contienen estos medidores están numeradas con el mismo núúnico del departamento al cual alimentan para permitir su identificación. Desde cada caja arranca una trayecto de alimentación separada para cada sección, que llega al tablero emplazado en el interior. En caso de alguna Falta de la instalación se desconecta automáticamente el interruptor que controla el circuito afectado. Para reponer la energía se debe reposicionar el interruptor que se ha desconectado, previa reparación de la falla.

Los domingos eran de los niños y los lunes eran femeninos, estos últimos con cintas seleccionadas para las mujeres del pueblo que acudían a románticas historias de varoniles figuras como Jorge Negrete, el figura latino de los años cuarenta. Lo malo es que este lleno traía consecuencias indeseadas para algunos asistentes, especialmente los de platea, y para quienes anhelaban un teatro silente como un templo. Falta de eso, el teatro bullía con cada escena, lo que hacía más sabrosa la experiencia para algunos y espantosa para otros. Se nos ha hecho ver la urgente indigencia que existe en imponer orden entre los asistentes a Exposición durante las funciones del teatro. No es posible permitir que instrumentos de poca Civilización se aprovechen de la semi obscuridad del circuito, para topar rienda suelta a su incultura, debe indetificárseles y proceder a su expulsión de la sala. Carabineros que hacen servicio de vigilancia deben proceder sin contemplaciones contra estos malos utensilios que continuamente lanzan palabrotas groseras o se dedican a editar inmundicias sobre los asistentes de platea 171. Los anhelos represores de las autoridades se hicieron carne en las rondas policiales que, ante cualquier barullo interior, llevaba a que las fuerzas del orden sacaran a los bochincheros. En esta tarea, un joven policía de nombre Emilio Marín Huincaleo se destacaba por su creciente fama de extraordinario golpeador. El tiempo le acertaría un nombre más simple: Paco Marín, apelativo que mezclaba temor y odio, especialmente de los que desde la 171 El Labrador, 4 de febrero de

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Los fabrica de challas Diarios”

Leave a Reply

Gravatar